Camiño de Santiago - Via de la Plata

Todo aquel que se acerque hasta el Ayuntamiento de Vedra debe saber que por sus tierras discurre una de las vías de peregrinación que conducen a Compostela, la conocida como Camino Real o Vía de la Plata. Esta última etiqueta, hoy en día la más extendida, proviene de la idea de que este camino es una prolongación de la calzada romana denominada Vía de la Plata, que comunicaba Mérida y Astorga cruzando de sur a norte el oeste peninsular, y que tras la desaparición de la estructura administrativa romana, fue aprovechada como vía de peregrinación a Compostela.

Esta Vía hace su entrada en tierras de Vedra por Ponte Ulla, y desde aquí atraviesa varios lugares hasta llegar a la aldea de Outeiro, en la vecina parroquia de Vilanova. Aquí es necesario hacer un alto en el caminoi para poder observar con atención la capilla del Santiaguiño que data del siglo XVIII.

Junto a ella hay una fuente barroca que sobresale por su valor legendario, y que fue trasladada allí en año 1724 desde un lugar más alto. Tiene una inscripción que habla del traslado del cuerpo del apóstol Santiago y un relieve que representa parte de la leyenda del Dragón, relacionada con las sagas de la Reina Lupa. En el centro de la fuente se puede ver una representación del apóstol, flanqueado por sus discípulos Teodoro y Atanasio. Según algunos autores estas dos figuras procederían del antiguo coro románico de la Catedral de Santiago, obra del Maestro Mateo.

A pocos metros de la ermita, encontramos el último albergue de peregrinos del Camino antes de llegar a Santiago de Compostela.

Continuamos el camino dejando el Pico Sacro a la derecha, para volver más tarde al territorio de Vedra y atravesar el río Pereiro por Ponte Busacos.

Desde allí el camino continúa por la Susana, ya dentro del Ayuntamiento de Santiago, y por Santa Lucía, Angrois y Sar. La entrada de la Vía de la Plata se hace por la puerta de Mazarelos, en la que se hace alusión a esta tierra del Ulla, en una inscripción que habla de la llegada a través de los vinos del Ulla.

 

Albergue de Peregrinos de Vedra